15% de descuento en todo el pedido al comprar más de un beat

Fundamentos básicos de ecualizacion para voces (boost & cut)

Vamos a repasar una serie de conceptos acerca de la ecualización de voces tomando como referencia el espectro de frecuencias y fijándonos en qué efectos podemos conseguir aumentando o cortando la ecualización en los diferentes tramos del espectro, desde los 20Hz hasta los 20kHz. Hemos encontrado un gráfico fantástico en el perfil de Instagram de Paragon Kits (@paragon_kits) y vamos a tomarlo prestado para usarlo como referencia.

 

Consejos para ecualización de voces

 

En primer lugar y antes de nada hay que decir que cada voz es diferente y que los gráficos que vamos a ver deben tomarse como una referencia general, más allá de que cada caso particular seguramente tenga atenuadas o potenciadas algunas de estas particularidades. Además de la propia naturaleza de cada voz es importante tener en cuenta que hay condicionantes como la técnica utilizada para grabar, la microfonía o el tratamiento de la sala donde se haya realizado la grabación que van a influir en cómo se comportará la señal en el espectro de frecuencias.

Los gráficos están en inglés, intentaremos encontrar términos equivalentes en castellano, aunque es bastante recomendable familiarizarse con estos conceptos ya que se utilizan de manera muy estandarizada en el mundo de la producción digital (rumble, boominess, sibilance, muddiness, warmth...).

Vamos a comenzar por la ecualización sustractiva, es decir, la técnica basada en reducir decibelios en tramos del espectro. Esta debería ser una regla de oro en ecualización, no sólo para voces sino en general para ecualizar: para arreglar/equilibrar un sonido con ecualización es preferible siempre cortar (cut) antes que aumentar (boost). Es sorprendente cómo esta técnica puede hacer que una pista cobre mucha más vida o que incluso las diferentes pistas de un proyecto se lleven mejor entre sí y se escuchen mejor habiendo aplicado los cortes correctos en la ecualización.

 

Gráfico espectro de frecuencias y ecualización de voces

 

- 20Hz-100Hz. Es una zona de ruido y retumbar (como podríamos traducir 'noise & rumble'). Realmente por debajo de 100Hz no hay mucha información que nos sirva en instrumentos que no sean bombo o bajo, así que es recomendable eliminar toda la información en este tramo con un filtro de paso alto (hi-pass filter).

- 100Hz-150Hz. Dicho filtro a veces podría incluso llegar hasta los 150Hz (o incluso más arriba), donde se encuentran unas frecuencias muy resonantes que pueden no ayudar a la definición de la voz. Si no queremos usar el filtro hasta tan arriba podemos utilizar un corte o 'dip' de algunos decibelios con un Q normal (un filtro de banda), no con un filtro. En cualquier caso, todo depende de cada caso. Mezclar en general y ecualizar en particular son cosas que se pueden hacer con los ojos y con medidores, pero sobre todo debemos tener siempre presente que es una actividad que debe hacerse con los oídos.

- 750Hz-1kHz. En esta zona puede haber problemas de efecto nasal y un cortecito puede venir genial para equilibrar y dar una presencia agradable a la voz. Hay ingenieros que activan un punto de ecualización de unos +5 dB y hacen barridos por la zona que quieren trabajar para encontrar el punto exacto en el que se encuentra el problema y realizar entonces un corte. Esta técnica ('sweeping technique') puede ser recomendable pero siempre teniendo en cuenta que estamos aberrando el sonido y que generalmente nada va a sonar muy bien si hacemos ese tipo de ecualización extrema para detectar los problemas. Como siempre, lo mejor es hacer todo con mesura y sabiendo por qué hacemos cada cosa.

- 4kHz-9kHz. esta es una zona crítica porque por un lado se encuentra la definición y la presencia pero por otra parte es donde más problemas dan ciertas consonantes, sibilancias, silbidos y sonidos que emitimos al hablar y cantar ('sh', 'ts') que pueden hacer que el resultado sea desagradable. Un corte estrecho de EQ en la zona conflictiva y la ayuda de algún plug-in específico como un de-esser (técnicamente, un compresor multibanda que programamos para que trabaje en una frecuencia concreta) pueden ayudar a tamizar este peligroso efecto.

- +12kHz. En ocasiones las frecuencias más altas pueden llegar a ser molestas, tamibén en la voz, pero no es muy común que haya que tamizar está zona en las voces con un filtro shelf. Normalmente, como veremos más abajo, una vez se han realizado las ecualizaciones sustractivas, se suele hacer un boost en las frecuencias altas para añadir lo que se conoce como 'top end' o aire. Como siempre, todo depende de cada caso.

 

Gráfico espectro de frecuencias y ecualización de voces

 

- 100Hz-150Hz. No es común tener que aumentar este tramo con la ecualización, pero quizá un pequeño golpecito o 'bump' podría tener excelentes resultados en una pista que esté algo escuálida.

- 750Hz-1kHz. Este tramo aporta claridad y es recomendable testar varias ecualizaciones combinadas con los cortes que hayamos hecho para conseguir dicha claridad sin introducir problemas de efecto nasal o 'boxiness'.

- 3kHz-6kHz. Aquí diremos lo mismo. Encontrar el punto dulce o 'sweet spot' en el que podamos dotar de más presencia a la voz pero teniendo cuidado con no aumentar problemas que podrían darse en este tramo es algo que en principio puede resultar complicado. Es a base de practicar y teniendo en cuenta que cada caso es un mundo y no sirven las reglas universales (por ejemplo, una voz podría tener problemas de sibilancia en 5kHz y otra, en 6,6kHz) como conseguiremos ir dominando estas técnicas.

- 8,5kHz-11kHz. En esta zona puede encontrarse mucha magia ya que residen unos brillos especiales que dotan a la voz de mucho atractivo y sobre todo hacen que se asiente bien en la mezcla general al tiempo que destacan sobre ella.

- +12kHz. Antes hemos hablado del 'top end' o 'air'. En castellano se utiliza el término aire para referirse a la zona más aguda a partir de los 12kHz. Normalmente un golpecito en esta zona con una shelf EQ puede aportar un brillo final muy agradable siempre que tengamos cuidado de que no nos estamos pasando y de que en general conseguimos un buen balance tonal de la voz en sí misma y tamibén respecto al resto del track.

Este tema da para muchísimo más y tampoco queremos meternos más allá en esta entrada. Si eres nuevo en esto, lo importante es que te quedes con los conceptos básicos, saber qué se consigue en cada tramo de frecuencias y sobre todo qué tramos de frecuencias existen y cómo funciona la ecualización.

Coméntanos si tienes algún truco de ecualización interesante para tratar voces o si deseas aportar algo más : )

Contacta si estás buscando productor musical en Madrid o si necesitas servicio de mezcla y masterización.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados